martes, 28 de febrero de 2012

Carta a un camarada sobre MORENA

  
Carta a un camarada sobre MORENA

Hola pues muchas gracias por la respuesta, creo que MORENA es un gran movimiento compuesto por personas honestas en torno a un candidato que vacila y coquetea con la derecha. De alguna forma pienso que es la estrategia de la burguesía para acomodar todo el descontento social a su conveniencia sin que esta amenace las riquezas de los banqueros, etc. Recientemente me ha sacado mucho de onda y me da mucho coraje ver a López Obrador declarandose reconciliado con los personajes más oscuros de la política nacional y sobre todo las declaraciones sobre el plantón de Reforma, donde ante un foro de empresarios popis monopolistas de México, él argumenta que este plantón lo hizo para que no se desbordara el descontento popular hacia una insurrección armada, es decir que se ofrece como buen chalán de la burguesía, ya que si esta no quiere a la mota o al desgraciado tres veces maldito Enrique Peña Miente, él se ofrece como la solución democrática a los problemas del capital. El capitalismo y la burguesía alteran sus regímenes entre dictadura y "democracia" burguesa (la voz y mando de los ricos). En este sentido histórico, podríamos enumerar a los regímenes fascistas y dictaduras militares de América Latina cuando hay que usar el garrote y la "democracia" cuando hay que engañar a los trabajadores del campo, la ciudad y el mar. 

 

Ante estos escenarios lo más importante para mí no es el votar o no votar, sino qué vamos a hacer el día después de las elecciones, el movimiento social no debe regirse por calendarios electorales, sino por la conquista de nuestros derechos fundamentales. Creo importante señalar que aunque soy crítico hacia Marcos, López Obrador y el señor del beso siciliano, me identifico plenamente con las demandas legítimas de las comunidades en lucha de La Otra Campaña que están luchando y pagando con vida sus acciones, o que estamos pagando con vida y riesgo de muerte (en nuestro caso apoyando las caravanas a San Juan Copala donde entramos pacíficamente al territorio de UBISORT, la Sabana exponiendo nuestras vidas incluso cuando el gobierno "del cambio" se deslindó de nuestra lucha al igual que lo hizo el gobierno del represor y asesino Ulises Ruiz Ortíz durante los asesinatos a la primera caravana humanitaria, y que nos dijo su secretaria de gobernación María Candelaria Chiñas que "¡nos daba permiso!" de avanzar desde Juxtlahuaca pero si queríamos salvaguardar nuestras vidas (nos teníamos que arrodillar) teníamos que pedir permiso a los jefes asesinos de MULT y UBISORT, claramente nos dijo que era una zona de conflicto y no nos garantizaba nuestras vidas, que entrábamos bajo nuestro propio riesgo. A nosotros no nos interesa eso, lo que si nos interesa es denunciar como estos dos gobiernos junto con el federal se han hecho pendejos de lo que pasa en Copala. 



Resulta irónico y personalmente considero una ofensa y una traición de la peor calaña la hecha por Alejandro Encinas y Andrés Manuel López Obrador, Encinas por lo explicado en los enlaces arriba citados, y a Obrador por colaborar en la candidatura del asesino ex-priísta Gabino Cué Monteagudo, y siendo Encinas de sus cercanos colaboradores ¿No se iba a enterar López Obrador de lo que pasaba en San Juan COpala? con tanta noticia que hay en internet y dada la importancia para la lucha social de un pueblo masacrado y despojado de su territorio.







La conversión de muchas organizaciones de la APPO al Lopez Obradorismo y al gobierno de ultraderecha del ¿cambio? en Oaxaca, explica porqué muchas organizaciones de la APPO ya no se movilizan por la autonomía en Copala, porque priorizan la alianza con los de arriba, las marchas que hacen terminan por no resolver los problemas de los pueblos, pero sí para entronar como diputados o presidentes municipales a sus dirigentes, explica porqué ahora que los maestros de la Sección XXII serán despedidos con la aplicación de la ACE si priorizan la alianza con los partidos electorales (PRI-PRD-PAN ) y la asamblea constituyente antes que preocuparse por la recuperación de la fuente de trabajo. Esto fue lo que llevó al SME a la desmovilización y que de ser un movimiento que movía contingnetes pesados entre solidarios y afiliados a una lucha cada vez más mermada y con menos participantes, cuando en el momento de la acción el músculo del SME sólo sirvió para que los dirigentes se tomaran la foto y no para utilizarlo en la recuperación directa de las instalaciones de Luz y Fuerza.



Este panorama le espera a la Sección 22, aunque las bases están claras que la onda no va por apoyar partidos, sino por la defensa de la fuente de trabajo, esperamos que esta lucha vaya para delante y no retroceda.

NO creo que el combate sea contra los adherentes a MORENA, sino contra el sistema capitalista, a fin de cuentas muchos adherentes al MORENA son trabajadores explotados y amolados como nosotros, esto no significa una política de frente popular (revolver banderas) sino un frente único: golpear al mismo enemigo, aunque creemos que el peje lo único que hará es repetir la historia de Cuahutémoc Cárdenas con un discurso de democracia burguesa, servirá como un contensor para que el proletariado no se confronte con la burguesía y así consolide su alianza con la clase empresarial. Desde mi particular punto de vista es necesario que continuemos con nuestra lucha cada quién desde sus trincheras, aunque lo ideal sería la unidad en la acción de todos los movimientos anticapitalistas, el de obrador no se define como tal, pero creo interesante que platiquemos como clase trabajadora el programa nacional de lucha elaborado por los trabajadores adherentes a la otra campaña (sector del cual formo parte). Quizá ese sea mi sueño guajiro, pero el tiempo nos ha dado y nos dará la razón. Eso es lo que considero importante, un plan de acción de la clase trabajadora contra el sistema capitalista si queremos trascender del reino de la lucha por lo más indispensable al reino de la libertad.

Los regímenes reformistas son catalogados desde una parte del movimiento trotskysta como regímenes kerenskistas, movimientos obreros con direcciones proclives a claudicar y dar consesiones a la burguesía.

 El kerenskismo combina la fraseología refor­mista, "revolucionaria", "democrática", "socialista" y las reformas sociales democráticas de secundaria im­portancia con la represión al ala izquierda de la clase obrera. Es un método opuesto al del fascismo, pero sirve a los mismos fines.Mañana el peligro puede ser el partido reformista, el bloque de liberales y socialistas. 



León Trotsky. ¿Qué es una situación revolucionaria?

En estas se encuentran los movimientos recientes de los países en Asia y los países árabes, que se han levantado contra sus regímenes despóticos construyendo órganos de democracia burguesa, es decir, cambiar regímenes autocráticos por parlamentarios, no de democracia directa por asamblea, sino de democracia "representativa" donde debemos esperar la larga fila para que los diputados "discutan" y "solucionen" nuestras demandas :



"Para lograr este propósito, la contrarrevolución ha ido incrustando distintos sistemas políticos o regímenes de dominación, con los que ha golpeado en la conciencia de los trabajadores y ha hecho todo lo posible para que no se desarrollen partidos marxistas. Es decir, para detener la revolución mundial la burguesía ha hecho todo lo que ha estado a su alcance, desde promover el nazismo hasta ganar la ayuda (entusiasta) de la socialdemocracia y la colaboración (no menos entusiasta) del stalinismo.
Pero esta estrategia de la burguesía mundial e imperialista contra la revolución socialista internacional tiene límites, porque sus principales armas, que son los distintos regímenes políticos (de los que forman parte los fascistas, stalinistas y socialdemócratas), las ha ido perdiendo. A esta fecha ya agotó dos de sus principales cartas contrarrevolucionarias, el fascismo y la mayoría de los regímenes dictatoriales. Actualmente esgrime la carta de la democracia burguesa contra el proletariado y el socialismo, pero la presente crisis económica y financiera actúa como un ácido que la carcome, debido a que el sistema parlamentario requiere de una economía sólida, para que los trabajadores voten por las opciones burguesas y conservadoras." Revista Pluma, número 17, página 9.


Tampoco debemos dejar de señalar, que incluso en la Jornada, se ha denunciado la intromisión de Estados Unidos con propósitos e intereses muy claros: el petróleo, aunque ellos dicen "la democracia", así como decían los españoles "la pacificación" durante la conquista hace 500 años, lo cual eran violaciones, asesinatos, sometimiento de los pueblos y desplazamiento del territorio, también la lucha por la "democracia" que hizo EU contra Irak para "salvarlos" de Hussein. Por ello consideramos importantísima la autodeterminación de los pueblos para impedir que los imperialistas se adueñen de nuestros recursos naturales, ahora con el Plan Mérida y la simulada "guerra contra el narco" con la justificación de EU para meterse en territorio mexicano: "atrapar al chapo"... tonterías, vienen por los recursos estratégicos, el petróleo del Golfo de México, los recursos naturales de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, continuación del Plan Puebla - Panamá llamado ahora Proyecto Mesoamérica. De ello si quiere le mando otros artículos que hemos hecho, pues también es importante señalar que los militares gringos ya mapearon la Sierra Norte de Oaxaca y han declarado que los bienes comunales (de todo el pueblo) "¡incitan a la delincuencia"!, son los tambores de guerra, pero no solo ello, la guerra ya empezó en muchos pueblos de Oaxaca entre hermanos financiada por los gobiernos, quienes dan armas y dinero para que nos matemos nosotros mismos y dejemos el territorio a merced de los intereses imperialistas, de empresas privadas, transnacionales, nacionales, para los caciques locales, talamontes, ese es el caso de los pueblos de la Sierra Sur, lo hicieron con los triquis, corrompiendo al MULT y matando a sus mejores dirigentes para convertir un movimiento étnico en comparsa del estado, comprando a los de conciencia débil, a ello se han negado los compañeros autónomos de Copala y por ello, por no entregar los recursos naturales el Estado los castiga con muerte y desplazamiento para quedarse con el Silicio de Copala, el café que es de los mejores y sus ricos ecosistemas, a los de la Sierra Sur los echan a matarse para quedarse con el Uranio y el plutonio (es una de las zonas más abundantes), a los Chimalapa los dividen los diferentes regímenes presidenciales, estatales y caciques locales, comprando conciencias para generar conflictos contra la comunalidad y quitarles esa zona de abundante agua, recordemos que la siguiente guerra mundial dicen algunos será por el agua,  34 maderas semipreciosas, de su patrimonio arqueológico, del territorio en sí. Pero como Gabino Cué ya se fue a tomar la foto en los Chimalapa ofreciendo su "apoyo" a la comunidad, la gente dice "¡Viva Gabino" mientras su sub secretario de asuntos indígenas niega que haya heridos y represión en la zona, que no hay nada que lamentar salvo la detención de un chiapaneco en territorio zoque chimalapa, a continuación un fragmento de un comunicado de VOCAL que adjuntaré: 


"El día de hoy miércoles 9 de noviembre de 2011 a las diez con treinta minutos de la mañana fueron reprimidos habitantes del municipio de San Miguel Chimalapa, Oaxaca, por parte de policías estatales del estado de Oaxaca.
El saldo hasta el momento es de siete detenidos y cuatro heridos, todos habitantes y comuneros del Municipio de San Miguel Chimalapa, Oaxaca. La represión policial ocurrió en la cabecera municipal de San Miguel Chimalapa y tuvo como saldo 7 comuneros detenidos quienes son las siguientes personas: Angélico Solano Jiménez, Bernabé Solano Jiménez, Florido Antonio Cruz, Amado Miguel Gutiérrez, Gustavo Guzmán y Crispín Sánchez Jiménez y R. Sánchez Gutiérrez. Las siguientes personas son reportadas heridos como resultado de la represión policial: Amable Toledo Domínguez, Marquito Cortes Sánchez, Pasco Angélico Gonzales Solano, Jesica Sánchez López. Los comuneros detenidos fueron trasladados por la policía estatal de Oaxaca con rumbo desconocido mientras que los heridos permanecen en la población de San Miguel Chimalapa.


RESPONSABILIZAMOS:
1. A Gabino Cue Monteagudo, gobernador del estado de Oaxaca, por ordenar la represión que el día de hoy sufren los comuneros de san Miguel Chimalapa Oaxaca.
2. Al Procurador de Justicia del estado de Oaxaca Javier Jiménez Herrera y al subprocurador de Justicia en el Istmo de Tehuantepec José Matus Cruz por ser los mandos directos que ordenaron la detención de los siete comuneros de San Miguel Chimalapa.
Voces oaxaqueñas construyendo autonomía y libertad
VOCAL
Oaxaca de Juárez, Oaxaca, 9 de Noviembre de 2011."

A eso se ha dedicado el gobierno "del cambio", ha logrado lo que no pudo el tirano Ulises Ruiz: avanzar en las privatizaciones de los recursos naturales, ahora por ejemplo, si Gabino dice que los desplazados de Copala ya regresaron a su territorio, pues la gente le cree porque "es el gobierno del cambio", así creen que en Chimalapa se pelean oaxaqueños y chiapanecos por tierras solamente, Gabino hace con los chimalapa lo mismo que con Copala, reprime a sus integrantes, solapa en la zona triqui a paralimitares por acuerdos electorales y geoestratégicos del imperialismo. Tomando en cuenta tiene alianza con el MULT, mismas de Gabino Cué, si  López Obrador llegara a la presidencia y si intentara seguir quedando bien con los empresarios en esa enfermedad llamada pejeamor, es altamente probable que continúe las políticas del "gobierno del cambio" en Oaxaca, de Pea Nieto solo se espera represión despótica, de la Vázquez Mota puras pachequeces tipo "pro vida"y nefastas iniciativas yunquistas. Por ello yo no voy a votar, voy a seguir luchando y apoyando a los pueblos en sus reivindicaciones.


Una vez aclarado mi desacuerdo con la presencia de Marcos en Televisa, López Obrador, y otros, sí retomo un documento hecho por el Sub llamado la imposible geometría del poder publicado en 2005 en La Jornada:


¿O geografía? No, la geografía es eso de norte, sur, oriente y poniente. ¿O será la geología? No, ésa trata de las piedras (como eso de “qué bonita piedrecita para darse un tropezón”). La geometría es lo de área, volumen, largo, ancho y no-sean-mal-pensad@s. Mmh… ya me estoy haciendo el chistosito. Quizá porque a much@s no les va a gustar lo que vamos a decir. Porque nos referiremos a la supuesta diferencia entre la derecha, el centro y la izquierda en la política de arriba. Y luego pues están las complicaciones: ultraderecha, derecha moderada, derecha confesional» izquierda “leal a las instituciones”, ultra izquierda o radical, izquierda moderada, centro, centro-izquierda, centro-derecha, centro-centro, defensa central y centro delantero. Pero allá arriba todos dicen ser una u otra cosa, según lo que diga el nuevo dedo, es decir, el “rating”. Así que a los que vemos un día en un lugar, al otro ya están en el opuesto. Y hasta duele el pescuezo de ver cómo brincan de uno a otro lado. O sea que un relajo. O una geometría imposible. 


También adjunto un documento del El Comienzo con el cual no concuerdo en el punto de que no hay que criticar al peje "para no aislarse de las masas"... ja ja ja, es un planteamiento interesante aunque insuficiente a mi parecer, de ser tan tácticos uno termina estando más a la derecha que a la izquierda, uno se va arrimando poco a poco.


martes, 21 de febrero de 2012

Denuncia de Solidarios de la voz del Amate desde el Cerss n° 5

A la Opinión Pública
A los medio de Comunicación estatal, nacional e internacional
A los medio alternativos
A la Sexta Internacional
A los Adherente de La Otra campaña
A la organizaciones independientes
A los defensores de derechos humanos no Gobernamental O.N.G.
Solidarios de la Voz del Amate, Presos injustamente, Promotores de salud y adherentes a La Otra Campaña del EZLN recluidos en el Penal n° 5 de San Cristóbal de las Casas Chiapas.
Las autoridades que se hacen llamar competentes – en México – siguen ejerciendo las continuas violaciones a los derechos humanos dentro de los Centros Penitenciarios, en concreto el Cerss n° 5 de San Cristóbal, por la falta de atención medica a cauzado que las enfermedades de diversos internos se vallan agravando día a día.
Como es el caso de nuestros dos compañeros, primero Rosa López Díaz sufre de un hernia umbilical que su tamaño va aumentando y los dolores son mas severos, aparte también ha solicitado estudios de ultrasonido por posible embarazo fuera de la matriz hasta hoy su estomago va creciendo sin saber que es, en varias ocasiones ha solicitado por escrito la atención medica a las autoridades penitenciarias y al Subsecretario de ejecucion de sanciones penales José Manuel Martínez Clemente de carácter urgente, por lo visto se an hecho sordos.
Y por lo que sabemos está en riesgo su vida por posible ruptura de víceras por cualquier complicación de salud hacemos responsable al estado. Así mismo el - Alfredo Lopez Jiménez sufre de la rodilla izquierda fuertes dolores le creció una bola sin descartar que es por que no le an hecho los rallos X también a solicitado en diversas ocaciones mejor dicho hace mas de dos años a venido solicitando la atención especializada hasta hoy no han tenido respuesta de sus demandas. Es por ello que hoy denunciamos públicamente estas irregularidades que an venido sufriendo. Al mismo tiempo le hacemos un llamado al C. Gobernador Juan Sabines que responda a las necesidades. No es justo la repreción de nuestra salud, la demora, la falta de atención medica exigimos respeto a nuestros derechos.
Aparte de que estamos presos injustamente por el mal sistema de justicia sufrimos torturas psicologicas de nuestras enfermedades
exigimos nuestras libertades inmediatas e incondicionales
Por ultimo seguimos invitando a la sociedad y el mundo a exigir siempre la verdadera justicia.
¡Todos a la verdad hasta la victoria!
FRATERNALMENTE
Solidarios de La Voz del Amate
Presos injustamente
Promotores de salud de la Otra salud.

http://anticapitalistasenlaotra.blogspot.com/2012/02/denuncia-de-solidarios-de-la-voz-del.html


lunes, 20 de febrero de 2012

¿Capitalismo de Estado o estado obrero degenerado?

Apuntes sobre el “Estado obrero degenerado” y el “capitalismo de Estado”: El carácter de clase de la URSS, Cuba, China, Vietnam, Corea del Norte, los regímenes estalinistas y la teoría marxista del Estado.

¿Capitalismo de Estado o estado obrero degenerado?

Durante el taller de “Marxismo y libertad” hecho en Ciudad Universitaria de la UNAM y el campamento del Municipio Autónomo de San Juan Copala en el D.F., se dejó pendiente, entre otros debates, sobre el carácter de clase de la Unión Soviética. Lo que lleva a algunos compañeros a calificar a China y Cuba como capitalismo de Estado.
C.L.R. James, Grace Lee Boggs, Raya Dunayevskaya: La tendencia del capitalismo de estado  (Johnson – Forest) dentro del movimiento trotskista entre 1941 – 1951. De 1951 a 1955 la tendencia existió como los comités de Correspondence. En 1955, después de la separación con James, Dunayevskaya fundó los comités News and Letters, los cuales dirigió desde 1955 hasta 1987.*

Argumentaré brevemente al respecto y dejo algunos textos hechos ya hace varias décadas en el siglo pasado por lo que recomiendo su lectura que la verdad es muy tediosa, pero no menos importante, pues de ello se derivan las labores prácticas del Sector Nacional de Trabajadores de la Otra Campaña, así como su posición política respecto de los regímenes norcoreano, chino, cubano, vietnamita, y hasta el venezolano, cada revolución con diferentes características aunque, el común denominador de todas ellas es que se reivindican como socialistas.

Es casi un consenso entre los cuadros más avanzados del sector, que lo que conocimos en Rusia no era socialismo, la pregunta y debate fundamental está en clarificar colectivamente: ¿qué era?

Quizás muchos ya se hayan ido con la finta del capitalismo de Estado, pero pido una definición mucho más minuciosa, una revisión total de las estadísticas económicas, un análisis científico sobre dichas formaciones estatales. La relación que guarden nuestras concepciones al respecto, repercuten también en las conclusiones prácticas de nuestro Programa Nacional de Lucha, de acción revolucionaria.

Daré una breve explicación de algunas concepciones y algunos textos que he leído y escrito en años anteriores, así como una bibliografía más completa de documentos hechos el siglo pasado por León Trotsky y algunos de sus seguidores.  Ha sido labor del sector leer la versión de Raya Dunayevskaya en su libro “Marxismo y libertad”, quinta parte: El problema de nuestra época, el capitalismo de Estado contra la libertad.

Someto este texto a revisión y consideración de los compañeros del Sector de Trabajadores y cualquier persona interesada en este caminar teórico como parte de esta labor para nuestra liberación como clase, así como de la defensa o no de los seres humanos que se encuentran inmersos en estos regímenes.

En León Trotsky, la URSS, conserva elementos de estado obrero, tales como la educación pública gratuita, la electrificación bajo un régimen socialista, el derecho a la seguridad social universal, los contratos colectivos de trabajo, los derechos humanos en lo general, para las mujeres y los hombres se estipulaba el derecho al divorcio (antes inexistente en el régimen zarista), mientras que antes de la revolución sólo existían 150 mujeres con doctorado en toda Rusia, 20 años después de la revolución de 1917 existían ya cerca de 10 000 mujeres con doctorado. Estas eran las tareas de la revolución socialista encaminadas a la conquista total de la propiedad social de los medios de producción y de la hegemonía del poder político de las clases trabajadoras sobre las opresoras hasta su desaparición, en esto consistía la revolución, en el aplastamiento de las clases poseedoras.

Antes de morir, en sus últimas intervenciones en los congresos de la Internacional Comunista, Lenin combatía a Bujarin cuando este afirmaba que la URSS era un estado obrero, Lenin añadía: un estado obrero con deformaciones burocráticas, la vieja burocracia del zarismo que regresaba a los puestos públicos durante la revolución junto a los cuadros técnicos para la reconstrucción del país tras 1 año de revolución y cuatro años de guerra defensiva contra los ejércitos imperialistas, los remanentes de la burguesía rusa representados por los mencheviques, los eseristas de izquierda, los socialistas revolucionarios, que aliados a grupos anarquistas de Ernest Makhno se sublevaban en armas contra el partido bolchevique, los partidos de la burguesía lo veían como objetivo principal para restablecer la propiedad privada de la burguesía sobre los medios de producción, los anarquistas luchaban contra lo que ellos consideraban un cáncer burocrático (el partido bolchevique) y por principio, contra cualquier forma de gobierno, ¡aunque el gobierno y máxima autoridad eran los sóviets de obreros y campesinos!. Los imperialistas (ejércitos enviados por la burguesía alemana, francesa, e inglesa) también combatían a la URSS, a la clase obrera, al campesinado pobre y al partido bolchevique por considerarlos un peligro de incendio en sus propios países, para apagar la llama de la revolución, en este triste intento fueron partícipes algunos anarquistas considerando como enemigo supremo no al imperialismo ni a la burguesía, sino al bolchevismo, cuando era este el único partido que se insurrecciono contra el gobierno provisional de la burguesía representado por Alejandro Kerenski, cuando el partido bolchevique inició, dirigió la insurrección victoriosa de este régimen de socialistas revolucionarios y mencheviques que prometían tierras y socialización de las fábricas, fin a la guerra entre hermanos obreros por intereses imperialistas y habían incumplido con sus promesas, los bolcheviques una vez derribado este régimen democrático-burgués, continuaron la insurrección en el campo con la socialización de las tierras, en las ciudades, con la socialización de las fábricas, de los medios de producción, transfiriendo todo el poder a los soviets de obreros y campesinos, no a una camarilla gobernante.

Para los que hayan leído el libro de Lenin “El estado y la revolución” debería quedar claro el carácter transitorio del estado obrero tendiente a desaparecer en ese momento, este era considerado como un aparato de represión contra los opresores, no contra los oprimidos. Es por ello que Lenin en los últimos congresos y en su Testamento político, llama a combatir firmemente a la burocracia.

*Véase Raya Dunayevskaya, el poder de la negatividad, pág. 16



I.                   ¿Cómo planteaba Lenin el carácter de clase del estado revolucionario y su relación con el capitalismo de estado?

Un debate aleccionador se daba en mayo de 1918, cuando los “comunistas de izquierda” alemanes en el primer número de la revista Kommunist fechado 20 de abril de 1918, abrían tres frentes de lucha política con los bolcheviques.

1.       Sobre la firma de los acuerdos de paz (Brest-Litovsk) con los ejércitos imperialistas (mismos que los imperialistas no respetaron, pero lo que intentaban los bolcheviques era ganar tiempo para que las masas se repusieran de la revolución, el estado tuviera tiempo de resolver el problema del hambre, el desabastecimiento, los campesinos pudieran sembrar nuevamente para ayudar a resolverlo; la falta de armas, se pretendía ganar tiempo, aunque fuera solo unos meses para reponer sus fuerzas, hacerse de una industria de guerra, después de reponerse del hambre, se podía pensar en la construcción de un Ejército Rojo, este era el principal problema del momento para que no muriera la revolución de hambre antes que morir masacrada por los capitalistas. Lenin también ganaba tiempo para que la revolución alemana o del proletariado en los países imperialistas pudiese estallar y acudir en auxilio del proletariado del campo, la ciudad y el mar de Rusia, para que este impidiera mediante la revolución en sus propios países que sus respectivos gobiernos atacaran a Rusia, o al menos gestaran un movimiento contra la guerra hacia la revolución rusa. No andaban tan errados los comunistas de izquierda cuando preconizaban que la revolución en Alemania se gestaría ese año entre la primavera y verano, de hecho la revolución estalló hasta noviembre de 1918, pero ello no le quita validez a lo señalado anteriormente, a la táctica defendida por Lenin.

                                              

  1. “El aprovechamiento armónico de los medios de producción que han quedado, es concebible sólo con la socialización más decidida…” “no capitular ante la burguesía y los intelectuales pequeñoburgueses secuaces suyos, sino rematar a la burguesía y acabar con el sabotaje”

En este punto, la revolución aparece como un decreto, puesto que para que socializar, hay que confiscar primero, expropiar o reapropiarse de los medios de producción. Se utilizaba el mecanismo de la nacionalización sobre el entendido que el Estado, era el poder de la clase organizada como tal. Claro, en el contexto mexicano actual debemos hablar primero de la reapropiación, pero para poder llevarla a cabo y evitar que la burguesía recupere sus fuerzas en el marco nacional, es fundamental la organización de toda la clase como tal para derribar a la burguesía, la construcción y desarrollo del poder obrero sería la organización como clase para derribar a la burguesía, reapropiarse de los medios de producción, confiscarles sus bienes mal habidos, para poder socializar por ejemplo el petróleo (del cual se debería aprovechar al 100% para el presupuesto público), la electricidad, etc. Una vez reapropiados los medios de producción, podemos hablar de la distribución de la riqueza mediante mecanismos precisamente de distribución sin trabas burocráticas, para ello será imprescindible demoler la maquinaria parlamentaria burguesa y todo el estado burgués tradicional y corrupto para reinventar las formas de poder que nos permitan distribuir esas riquezas y proyectar el avance de la revolución fuera de los marcos nacionales y por su puesto, abolir las clases sociales en nuestro país, eso no quiere decir que la revolución socialista sea posible en un solo país, sino que en las condiciones concretas, y dadas las condiciones de la distribución mundial de los recursos naturales como el petróleo, el gas, el hierro, el acero, etc., etc., sabemos que algunos países son más ricos en ciertos recursos naturales que otros, que cada país tiene su fuerte para comerciar con el exterior. Bajo una economía revolucionaria es indispensable la extensión de la revolución socialista en todo el mundo, pues como ha fundamentado Trotsky en su libro “La revolución traicionada”: la revolución socialista es democrática e internacional, o no es nada. La democracia es indispensable para el socialismo, es el oxígeno que mantiene vivo su cerebro colectivo. En esto radica la necesidad de construir o al menos esbozar un Programa Internacional de Lucha recogiendo las demandas inmediatas, transitorias, de corto y mediano plazo de los trabajadores de otros países, ya en la III Asamblea Nacional Anticapitalista y en la III Asamblea Nacional Obrera varios compañeros han planteado esta necesidad, incluso me parece genial la idea de un compañero sobre internacionalizar la militancia del Sector de Trabajadores Adherentes a la VI Declaración de la Selva Lacandona.



3. La evolución al capitalismo de Estado por lo que ellos llaman la “desviación bolchevique de derecha”. En el artículo de Lenin que estoy reproduciendo*, el autor explica que si Rusia no fuese un país semifeudal, con un proletariado numéricamente pequeño (iba del 5 al 7% de la población económicamente activa) y un campesinado aplastantemente mayoritario marginados de una visión global del mundo en que vivimos, privados del acceso a salud, educación, cultura general (otras culturas, no solamente la autóctona), económicamente degradados y condenados, y como veníamos explicando, cansado tras haber pasado por una guerra mundial y dos revoluciones, hambriento, con una producción por los suelos, con una base industrial muy pequeña, con una casi inexistente industria de guerra, el primer requisito para resistir cualquier embestida imperialista de ejércitos invasores era tener capacidad de respuesta, recordemos que cuando de adeveras estalló la guerra o mejor dicho, invasión imperialista, con todos los factores en contra el Ejército Rojo (dirigido por León Trotsky quién se movía con este en los ferrocarriles soviéticos por todo el país estando presente en los combates) aguanto los golpes y logró derrotar a 21 ejércitos con la fuerza de 4 millones de soldados soviéticos que comprendían por que causas iban a la guerra, que mostraron heroísmo y un coraje inimaginable, abnegación, todas las cualidades de un proletariado, de trabajadores del campo y la ciudad revolucionarios. Cito para ilustrar un poco, las proféticas palabras de León Trotsky durante las conferencias pronunciadas en la sociedad de ciencias militares de Moscú en julio de 1924, publicadas ahora bajo el nombre de “problemas de la guerra civil” (www.grupgerminal.org):

Cualquier tentativa de centralizar y jerarquizar estos destacamentos llevaría de manera ineluctable a la burocratización, que en época de guerra es doble de temible que en época normal: primero, porque haría creer con engaño a los jefes de destacamentos que era forzoso que los mandara alguien, cuando, por el contrario, conviene inculcarles la seguridad de que disponen de la más amplia libertad de acción y de la mayor iniciativa; segundo, porque la burocratización, ligada al sistema jerárquico, quitaría a los destacamentos sus elementos mejores, en gracia a las necesidades de todas clases de los estados mayores. Desde el primer momento insurreccional, quedarían éstos suspensos entre cielo y tierra, mientras los destacamentos, aguardando órdenes superiores, estarían condenados a la inactividad y a pérdidas de tiempo que harían seguro el fracaso de la insurrección. Tales son las razones por las cuales debe condenarse como un prejuicio antirrealista el desdén de los militares profesionales hacia las organizaciones “caóticas” de partidarios.


Si tomamos el de Alemania como caso de estudio, podemos, por ejemplo, comenzar examinando con provecho los acontecimientos de marzo de 1921. Luego viene el largo período de reagrupación de fuerzas bajo las consignas del frente único. Es evidente que ningún reglamento de guerra civil corresponde a este período. A parir de enero de 1923 y de la ocupación del Ruhr, aparece otra vez una situación revolucionaria que se agrava bruscamente en junio del mismo año, cuando se derrumba la política de resistencia pasiva practicada por la burguesía alemana y cruje por todas partes el aparato estatal burgués. Este nuevo período es el que debemos estudiar de modo minucioso, pues por un lado nos da un ejemplo clásico de la manera como se desarrolla y madura una situación revolucionaria y, por otro lado, un ejemplo no menos clásico de una revolución abortada.

En 1923 tuvo Alemania su guerra civil; pero no sobrevino la insurrección que debía coronarla y resolverla. El resultado fue una situación revolucionaria verdaderamente excepcional, irremediablemente comprometida, y una burguesía quebrantada, consolidada de nuevo en el poder. ¿Por qué? Porque en el momento propicio no se continuó la política por los medios insurreccionales qué imponía la lógica. Es innegable que ofrece una estabilidad muy dudosa la reafirmación del régimen burgués que siguió en Alemania al aborto de la revolución proletaria.

Tranquilicémonos, porque todavía tendremos allí, a plazo más o menos largo, una nueva situación revolucionaria. Pero claro está que el mes de agosto de 1924 fue muy diferente del mes de agosto de 1923. Y si cerráramos los ojos ante la experiencia que se deduce de estos acontecimientos, si no la aprovecháramos para instruirnos, si pasáramos con pasividad por alto faltas como las que se cometieron, podríamos contar con ver repetirse la catástrofe alemana de 1923, y sería inmenso para el movimiento obrero el peligro que de ello emanaría.

…Pero estamos lo bastante imbuidos de realismo revolucionario para darnos cuenta con claridad de que aún procurarán nuestros enemigos tocarnos con sus armas. Y aunque nos sentimos lejos de la idea de forzar con medidas militares artificiales el desarrollo de la revolución, abrigamos, en cambio, la certeza de que a la guerra de los estados capitalistas contra la Unión Soviética seguirán violentas conmociones sociales, primicias de la guerra civil, en los países de nuestros enemigos.

Debemos saber combinar la guerra defensiva que se impondrá a nuestro Ejército Rojo con la guerra civil en el campo enemigo. A tal fin debe convertirse el reglamento de la guerra civil en uno de los elementos imprescindibles de un tipo superior al manual militar revolucionario.

"Hitler: Si yo pensara realmente que nosotros quedaríamos victoriosos, tendría también el temor de que al final de la guerra hubiera un solo vencedor real: El señor Trotsky."**

Incluso durante la época de Stalin, a pesar de su “dirección” cobarde y reaccionaria, el proletariado soviético logró aplastar a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, mentira que fueron los Estados Unidos quienes vinieron a salvar el mundo, fue la clase obrera y sus generales revolucionarios que desobedecieron al jefe Stalin y se lanzaron al territorio alemán para acabar con Hitler, lo hicieron y Stalin ordeno el fusilamiento de estos héroes bajo la estúpida calumnia de que se habían convertido en un proletariado fascista durante la guerra contra los nazis, así de increíble es la historia, pero hasta ese grado llegaba el ¿padre? (por favor, era un inepto) “de todos los pueblos”, esto no era casualidad, pues Stalin había decidido aliarse a los nazis para invadir Polonia en años anteriores y los obreros rusos rompieron su corazón asesinando a aliado Hitler, tampoco era una mera coincidencia que Stalin repitiera políticas del partido nazi (nacional socialismo) y viceversa (socialismo en un solo país): campos de concentración, mentiras, fusilamientos, vanidad, megalomanía, homofobia, odio contra los pueblos originarios hoy llamados indígenas y exterminio de su población, misoginia, machismo, ignorancia y antisemitismo.

Para darnos un panorama más ilustrativo de los logros obtenidos mediante el arduo trabajo de los trabajadores soviéticos antes de la Segunda Guerra Mundial bajo la dirección de algunos planes quinquenales de desarrollo económico elaborados por los trotskistas, primero descalificados por los estalinistas y después implementados (porque no tenían cerebro y no sabían qué hacer) citaré un pasaje glorioso de “La revolución traicionada” de León Trotsky.

Los inmensos resultados obtenidos por la industria, el comienzo prometedor de un florecimiento de la agricultura, el crecimiento extraordinario de las viejas ciudades industriales, la creación de otras nuevas, el rápido aumento del número de obreros, la elevación del nivel cultural y de las necesidades, son los resultados indiscutibles de la Revolución de Octubre en la que los profetas del viejo mundo creyeron ver la tumba de la civilización. Ya no hay necesidad de discutir con los señores economistas burgueses: el socialismo ha demostrado su derecho a la victoria, no en las páginas de El Capital, sino en una arena económica que constituye la sexta parte de la superficie del globo; no en el lenguaje de la dialéctica, sino en el del hierro, el cemento y la electricidad.

Aun en el caso de que la URSS, por culpa de sus dirigentes, sucumbiera a los golpes del exterior —cosa que esperamos firmemente no ver— quedaría, como prenda del porvenir, el hecho indestructible de que la revolución proletaria fue lo único que permitió a un país atrasado obtener en menos de veinte años resultados sin precedentes en la historia. (Pág. 41, Sección I. Lo obtenido)


La transición económica de un país semifeudal y escasamente industrializado con rumbo a la revolución socialista mundial

En la época de transición de la economía semi-feudal a la economía socialista, Lenin planteaba que sería un avance el capitalismo como puente hacia la economía socialista, es decir, que el estado de trabajadores continuara confiscando, socializando, combatiendo el sabotaje de la pequeña burguesía que traficaba dinero dentro de la revolución, que hacían negocios sucios a expensas del hambre de la gente, ante ello, el capitalismo de estado soviético (políticamente obrero, económicamente hacia el capitalismo, quizá estos términos los usa Lenin como burla a los argumentos de los comunistas de izquierda alemanes) confiscaba el dinero usado para la especulación a la pequeña burguesía bajo la imposición autoritaria del estado obrero y campesino cuyo poder ejecutivo y máxima autoridad se basaba en la democracia directa de las asambleas de todo el país: los soviets.

En tono de burla y de explicación gráfica, Lenin sostenía que si Rusia se encontrara económicamente dentro del capitalismo de Estado al nivel de Alemania, entonces la revolución estaría salvada, porque la industria en lo general y la industria de guerra en lo particular, las fuerzas productivas estarían mucho más desarrolladas, tanto en el campo como en la ciudad, con ello se podría resolver el problema del hambre, de la vivienda, del trabajo, de la organización socialista de la sociedad, en pocas palabras, se tendría mucho más que socializar, ya no se socializaría solamente las miserias que dejó el régimen zarista, sino se socializaría la enorme riqueza detentada por los monopolistas en los cárteles (unión de varias ramas de la industria) y los trust. Esto daría mayores posibilidades de resistir cualquier ataque de ejércitos enemigos, se tendrían obreros capacitados en contabilidad para resolver con mayor facilidad el problema de la distribución, se tendría una producción científica sin igual, y de hecho esta se alcanzó a pesar del cáncer burocrático que arribo al poder con José Stalin y culminó con la caída de la URSS.




* Acerca del infantilismo de izquierda y del espíritu pequeñoburgués. Obras escogidas, Tomo 8, que se pueden conseguir en www.marxist.org)*. O también en la recopilación impresa V.I. Lenin, páginas escogidas, Editorial Tierra de Fuego, México D.F.; impreso en 1977.

** Informe del embajador francés Coloundre publicado en los Documentos Diplomáticos de Francia, Número 242, pág. 260. Citado en Los Gángsters de Stalin








Bibliografía:

Marxismo y libertad: De 1776 hasta nuestros días. Raya Dunayevskaya

El poder de la negatividad: Escritos sobre la dialéctica en Hegel y Marx. Raya Dunayevskaya.

Acerca del infantilismo de izquierda y el espíritu pequeñoburgués. V.I. Lenin:

Obras escogidas, Tomo 8, que se pueden conseguir en www.marxist.org)*. O también en la recopilación impresa V.I. Lenin, páginas escogidas, Editorial Tierra de Fuego, México D.F.; impreso en 1977.

La revolución traicionada. León Trotsky

Problemas de la guerra civil. León Trotsky

Los gángsters de Stalin: Trotsky Memorial Trust. León Trotsky

 Continuará...

5. El oportunismo en la teoría y en la práctica

x Rosa Luxemburgo

El libro de Bernstein es de gran importancia histórica para el movimiento obrero alemán e internacional porque es el primer intento de dotar de una base teórica a las corrientes oportunistas en la socialdemocracia.
Si consideramos sus manifestaciones esporádicas, como el conocido caso de la cuestión de la subvención a las navieras mercantes,39 se podría decir que el oportunismo data de hace bastante tiempo. Pero como tendencia con un carácter claramente definido no aparece hasta los inicios de la década de 1890, tras la abolición de las leyes antisocialistas y la consiguiente recuperación de las posibilidades de actuación legal. El socialismo de Estado de Vollmar,40 la votación del presupuesto en Baviera,41 el socialismo agrario de la Alemania meridional,42 las propuestas de compensaciones de Heine43 y las opiniones de Schippel sobre la política aduanera y el militarismo44 son los jalones que marcan el desarrollo de nuestra práctica oportunista.

¿Qué es, a primera vista, lo más característico de todas estas corrientes? La hostilidad hacia la teoría. Esto es completamente natural, puesto que nuestra teoría, es decir, los fundamentos del socialismo científico, establece límites muy definidos para la actividad práctica, tanto respecto a los fines como a los medios de lucha a emplear, y también respecto al modo de luchar. Por eso es natural que todos aquellos que únicamente buscan éxitos pragmáticos manifiesten la natural aspiración a tener las manos libres, o sea, a hacer independiente la práctica de la teoría.

Pero este enfoque se demuestra inoperante: el socialismo de Estado, el socialismo agrario, la política de compensaciones o la cuestión militar son otras tantas derrotas para el oportunismo. Es evidente que si esta corriente quería afirmarse no podía limitarse a ignorar los fundamentos de nuestra teoría, sino que tenía que tratar de destruirlos, a fin de establecer su propia teoría. La de Bernstein fue un intento en este sentido, y por eso todos los elementos oportunistas se agruparon en tomo a su bandera en el congreso de Stuttgart. Si, por un lado, las corrientes oportunistas en la actividad práctica son un fenómeno completamente natural comprensible por las condiciones y el desarrollo de nuestra lucha, por otro lado, la teoría de Bernstein es un intento no menos comprensible de aglutinar estas corrientes en una expresión teórica general, un intento de establecer sus propios presupuestos teóricos generales y liquidar el socialismo científico. En consecuencia, la teoría de Bernstein ha sido, desde un principio, el bautismo de fuego del oportunismo, su primera legitimación científica.

¿Qué resultado ha producido este intento? Como hemos visto, el oportunismo no es capaz de elaborar una teoría positiva que pueda resistir medianamente la crítica. Todo lo que puede hacer es atacar aisladamente algunas de las tesis de la doctrina marxista, para luego, dado que esta doctrina constituye un conjunto sólidamente entrelazado, intentar destruir todo el edificio, desde la azotea hasta los cimientos. Con esto se demuestra que, por su esencia y fundamentos, la práctica oportunista es incompatible con el sistema marxista.

Pero con ello se prueba también que el oportunismo es incompatible asimismo con el socialismo, ya que posee una tendencia inherente a desviar el movimiento obrero hacia caminos burgueses, es decir, a paralizar por completo la lucha de clases proletaria. Cierto que, desde un punto de vista histórico, la lucha de clases proletaria no es idéntica a la doctrina marxista.

Antes de Marx, e independientes de él, también hubo un movimiento obrero y diversos sistemas socialistas que eran, cada uno a su manera, la expresión teórica, propia de la época, de las aspiraciones emancipadoras de la clase obrera. La justificación del socialismo con conceptos morales de justicia, la lucha contra el modo de distribución en vez de contra el modo de producción, la concepción de los antagonismos de clase como antagonismos entre ricos y pobres, la pretensión de injertar en la economía capitalista el "principio cooperativista", todo lo que se encuentra en el sistema de Bernstein ya existió con anterioridad. Y esas teorías, a pesar de sus insuficiencias, fueron en su época auténticas teorías de la lucha de clases proletaria, fueron las botas de siete leguas con las que el proletariado aprendió a caminar por la escena de la historia.
Pero una vez que el desarrollo de la lucha de clases y su reflejo en las condiciones sociales llevó al abandono de esas teorías y a la elaboración de los principios del socialismo científico, ya no puede haber más socialismo que el marxista, al menos en Alemania, ni puede haber otra lucha de clases socialista que la socialdemócrata. De ahora en adelante, socialismo y marxismo --la lucha por la emancipación proletaria y la socialdemocracia-- son idénticos. El retorno a teorías socialistas premarxistas ya no supone una vuelta a las botas de siete leguas de la infancia del proletariado, sino a las viejas y gastadas pantuflas de la burguesía.

La teoría de Bernstein ha sido, al mismo tiempo, el primer y último intento de proporcionar una base teórica al oportunismo. Y decimos el último porque, con el sistema de Bernstein, el oportunismo ha llegado, tanto en lo negativo (renegar del socialismo científico) como en lo positivo (conjugar toda la confusión teórica disponible), todo lo lejos que podía llegar, ya no le queda nada por hacer. Con el libro de Bernstein, el oportunismo ha completado su desarrollo llegando a las últimas consecuencias en la teoría [al igual que lo hizo en la práctica, con la postura de Schippel sobre el militarismo.]*2

La doctrina marxista no solamente puede rebatir teóricamente el oportunismo, sino que es la única capaz de explicarlo como una manifestación histórica en el proceso de construcción del partido. El avance histórico a escala mundial del proletariado hasta su victoria no es, desde luego, "un asunto sencillo". La particularidad de este movimiento reside en que, por primera vez en la historia, las masas populares imponen su voluntad contra las clases dominantes, aunque es verdad que tienen que realizar esa voluntad más allá de la presente sociedad. Pero las masas sólo pueden forjar esa voluntad en la lucha continua contra el orden establecido, dentro por tanto del contexto de éste. La unión de las amplias masas populares con una meta que trasciende todo el orden social existente, la unión de la lucha cotidiana con la gran transformación mundial es la principal tarea del movimiento socialdemócrata, que se ve obligado a avanzar entre dos peligros: entre la renuncia al carácter de masas del partido y la renuncia al objetivo último, entre la regresión a la secta y la degeneración en un movimiento burgués reformista, entre el anarquismo y el oportunismo.

Hace ya más de medio siglo que el arsenal teórico marxista ha proporcionado armas devastadoras contra ambos extremos. Pero, dado que nuestro movimiento es un movimiento de masas y que los peligros que sobre él se ciernen no emanan de la mente humana, sino de las condiciones sociales, la teoría marxista no puede protegernos, de una vez y para siempre, contra las desviaciones anarquistas y oportunistas. Éstas, una vez que han pasado del dominio de la teoría al de la práctica, sólo pueden ser vencidas por el propio movimiento y gracias a las armas que el marxismo proporciona. La socialdemocracia ya superó el peligro menor, el sarampión anarquista, con el "movimiento de los independientes"45; el peligro mayor, la hidropesía oportunista, es lo que está superando ahora.

A causa de la enorme difusión del movimiento en los últimos años y de la mayor complejidad de las condiciones en que se lleva a cabo la lucha, tenía que llegar el momento en que dentro del movimiento surgieran el escepticismo acerca de la posibilidad de alcanzar los grandes objetivos últimos y las vacilaciones ideológicas. Así, y no de otro modo, es cómo ha de discurrir el movimiento proletario y cómo de hecho discurre. Los momentos de desfallecimiento y temor, lejos de constituir sorpresa alguna para la doctrina marxista, ya fueron previstos por Marx hace mucho tiempo, cuando hace más de medio siglo escribió El 18 Brumario de Luis Bonaparte: "Las revoluciones burguesas, como la del siglo XVIII, avanzan arrolladoramente de éxito en éxito, sus efectos dramáticos se atropellan, los hombres y las cosas parecen iluminados por fuegos de artificio, el éxtasis es el espíritu de cada día; pero estas revoluciones son de corta vida, llegan enseguida a su apogeo y una larga depresión se apodera de la sociedad, antes de haber aprendido a asimilar serenamente los resultados de su período impetuoso y agresivo. En cambio, las revoluciones proletarias, como las del siglo XIX, se critican constantemente a sí mismas, se interrumpen continuamente en su propia marcha, vuelven sobre lo que parecía terminado, para comenzarlo de nuevo, se burlan concienzuda y cruelmente de las indecisiones, de los lados flojos y de la mezquindad de sus primeros intentos, parece que sólo derriban a su adversario para que éste saque de la tierra nuevas fuerzas y vuelva a levantarse más gigantesco frente a ellas, retroceden constantemente aterradas ante la vaga enormidad de sus propios fines, hasta que se crea una situación que no permite volverse atrás y las propias circunstancias gritan: Hic Rhodus, hic salta".46

Esto sigue siendo cierto incluso después de haberse elaborado la doctrina del socialismo científico. El movimiento proletario todavía no es completamente socialdemócrata, ni siquiera en Alemania. Pero lo va siendo día a día, al tiempo que va superando las desviaciones extremas del anarquismo y el oportunismo, que no son más que fases del desarrollo de la socialdemocracia entendida como un proceso.

En vista de todo esto, lo sorprendente no es la aparición de una corriente oportunista, sino su debilidad. Mientras se manifestaba únicamente en casos aislados de la práctica del partido, se podía pensar que tenía detrás una base teórica seria. Pero ahora que se ha mostrado al desnudo en el libro de Bernstein, todos preguntarán, sorprendidos: ¿Cómo, eso es todo lo que tenéis que decir? ¡Ni una pizca de ideas nuevas! ¡Ni una sola idea que el marxismo no hubiera refutado, aplastado, ridiculizado y reducido a la nada ya hace decenios!

Ha bastado con que hablara el oportunismo, para demostrar que no tenía nada que decir. Ésta es precisamente la importancia que para la historia de nuestro partido tiene el libro de Bernstein.
 
Y así, al despedirse del modo de pensar del proletariado revolucionario, de la dialéctica y de la concepción materialista de la historia, Bernstein debe agradecerles las circunstancias atenuantes que le han concedido a su conversión. Con su magnanimidad habitual, la dialéctica y la concepción materialista de la historia permitieron que Bernstein apareciera como el instrumento inconsciente para que el proletariado ascendente manifestara un desconcierto momentáneo que, tras una consideración más reposada, arrojó lejos de sí con una sonrisa desdeñosa.
 
[Hemos dicho que el movimiento se hace socialdemócrata mientras y en la medida en que supera las desviaciones anarquistas y oportunistas que necesariamente surgen en su crecimiento. Pero superar no quiere decir dejarlo todo tranquilamente a la buena de Dios. Superar la corriente oportunista actual quiere decir precaverse frente a ella. Bernstein remata su libro con el consejo al partido de que se atreva a aparecer como lo que en realidad es: un partido reformista demócrata-socialista. A nuestro juicio, el partido, es decir, su máximo órgano, el congreso, tendría que pagar este consejo con la misma moneda, sugiriendo a Bernstein que aparezca formalmente como lo que en realidad es: un demócrata pequeñoburgués progresista.]*3


____________________________________________________

39. Referencia al apoyo, en 1885, del grupo parlamentario socialdemócrata a la propuesta de Bismarck de subvencionar con 5 millones de marcos las líneas de vapores, especialmente las que unían Alemania con sus colonias. La justificación fue completamente reformista y más tarde sirvió para la defensa del imperialismo.
40. Georg von Vollmar (1850-1922). Inicialmente en la izquierda del partido, giró espectacularmente a la derecha tras la derogación, en 1890, de las leyes antisocialistas. En los congresos de 1891 a 1895 encabezó la fracción reformista, apoyándose especialmente en las organizaciones de los estados de la Alemania meridional (Baviera, Württemberg, Baden y Hessen). Defendió la posibilidad de un Estado por encima de las clases y árbitro en las disputas entre capital y trabajo.
41. Los socialdemócratas bávaros dieron su aprobación al presupuesto del gobierno de su estado tras la abolición de la legislación antisocialista, en contra de la política habitual del partido.
42. Referencia irónica a los que rechazaban la propuesta de nacionalización del suelo. Por el escaso desarrollo industrial del sur de Alemania, la lucha de clases no era tan aguda allí como en otras partes del país. El oportunismo de los dirigentes socialdemócratas de dichos estados les llevaba a ignorar los principios del partido si con ello favorecían sus intereses electorales.
43. Wolfang Heine formuló una propuesta de concesiones a la política bélica del gobierno a cambio de concesiones en los derechos democráticos.
44. En el congreso de Stuttgart, celebrado en octubre de 1898, Schippel preconizó la aprobación de la política proteccionista del gobierno, con el argumento de que protegería a los obreros alemanes de la competencia de la industria extranjera.
*2 Omitido en la segunda edición.
45. Referencia a la corriente de los  “Jóvenes”, o también “movimiento independiente”, que se enfrentó a la mayoría del partido en el congreso de Halle (octubre de 1890) por lo que entendían era un aburguesamiento del partido. Expulsados al año siguiente en el congreso de Erfurt, la mayoría de ellos evolucionó posteriormente hacia el reformismo.
46. Referencia a la fábula de Esopo en que un fanfarrón presume de haber dado un salto gigantesco en Rodas y sus interlocutores, escépticos, le dicen: “Aquí está Rodas, salta aquí”. En otras palabras, demuestra con hechos lo que eres capaz de hacer.
*3 Omitido en la segunda edición.

ALTO AL DESPOJO DE NUESTRA TIERRA PREDIO DENOMINADO “EL DESENGAÑO” EN VENUSTIANO CARRANZA, CHIAPAS

Comunidad Candelaria el Alto, municipio Venustiano Carranza, Chiapas, Mexico.
A LAS JUNTAS DE BUEN GOBIERNO
A LA SEXTA INTERNACIONAL.
A LXS ADHERENTES DE LA OTRA CAMPAÑA NACIONAL.
A TODOS LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS NACIONAL E INTERNACIONALES.
A TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN INDEPENDIENTES.
A TODOS LOS MEDIOS MASIVOS DE DIFUSIÓN.
AL CNI, CONGRESO NACIONAL INDIGENA
A TODO EL PUEBLO DE MEXICO Y DEL MUNDO.
ALTO AL DESPOJO DE NUESTRA TIERRA PREDIO DENOMINADO “EL DESENGAÑO” EN VENUSTIANO CARRANZA, CHIAPAS
Nosotros los campesinos e indigenas, hombres y mujeres de Candelaria el Alto.
Como se denunció el día 06 de febrero del presente seguimos denunciando el atropello que sigue causando la Organización Campesina Emiliano Zapata, OCEZ-RC, Nuevo San José La Grandeza a más de diez meses de tener invadida nuestras tierras en complicidad del mal gobierno del Estado de Chiapas; a no resolver la problemática agraria.
A pesar de que somos legal y legítimos, primeramente porque nuestros abuelos desde 1950 compran una pequeña parte en este mismo predio el DESENGAÑO, fundando nuestra comunidad Candelaria el Alto, conocida como la pastoría, tierra únicamente para vivir, quedando igual de peones acasillados aún así el gobierno del Estado y sus funcionarios públicos permiten este despojo de nuestras tierras. Violando nuestros derechos legítimos y legales de antigüedad.
Denunciamos que el día de ayer 14 de Febrero de 2012 el grupo Nueva San José La Grandeza OCEZ-RC empezaron a cortar nuestros árboles que muchos años hemos conservado aproximadamente a unos 100 metros de distancia de su campamento. Además también denunciamos tienen sus ganados pastando en nuestra tierra, custodiados, vestidos como policía sectorial.
Exigimos una vez más al gobierno del estado nuestras demandas, les dé cumplimiento que se haga valer nuestros derechos y respete la decisión de nuestra comunidad.
Además no permitiremos más despojo después de haberse llevado a cabo con conciencia del gobierno del Estado el despojo de las 98 Hectáreas que el pasado 26 de Diciembre nos pagó el gobierno, tierra que estaba invadida desde 1996 que por bajo presión de la OCEZ-RC cedimos vender para darle solución el problema.
Cosa que esta organización nunca ha sido conforme de las tierras que el gobierno les ha comprado. Aclarar que este grupo nos tiene invadido otras 185 Hectáreas desde el día 6 de abril del 2011 y hasta hoy permanecen ahí.
Dejamos claro que por ningún motivo la venderemos porque es la única tierra que tenemos y donde trabajamos .
Exigimos al Estado retire de nuestra tierra estos invasores y nos garantice la seguridad de nuestros compañeros, porque necesitamos trabajar nuestras tierras para mantener nuestros hijos e hijas.
Responsabilizamos al Estado de lo que estamos viviendo, la escasez de alimentos, enfermedades de nuestro hijos, la falta de trabajo porque somos campesinos que vivimos de lo que sembramos, maíz y frijol.
Invitamos a la opinión pública, al pueblo de México y del mundo a unirse a nuestras exigencias “Basta ya de Despojo y represión en las comunidades y pueblos Adherentes a la Sexta Declaración de la selva Lacandona.
ATENTAMENTE
Comunidad organizada de Candelaria el Alto, municipio de Venustiano Carranza, Chiapas, México.
Adherentes a la Sexta Declaración
¡La Tierra no se vende, se trabaja y se defiende!
¡Viva la Otra Campaña!
C.C.P SEMARNAP Y PROFEPA

Visitas por país

Locations of Site Visitors